martes, 14 de abril de 2015

Que las mujeres en el frente eran todas prostitutas.

"Se había casado ya en 1937, pero no quiere hablar sobre eso. Cuando, a pesar de ello, Pilar Panes Casas osa preguntarle por su vida privada, Rosario monta en cólera hasta el punto de amenazar con echarla de casa. Pero en su enojo dice mucho más de lo que en realidad quería decir y muestra cómo debió herirla la imputación frecuente de que las mujeres en el frente eran prostitutas: ¡Eso son cochinadas! En el frente éramos todos milicianos, gente con ideología de izquierdas y con unos ideales increíbles por los cuáles estábamos dispuestos a morir. Tenía 16 años cuando fui al frente. Llegué virgen y virgen me volví de allí. ¡Todo eso es sólo propaganda fascista para ofender y profanar a las mujeres! Los fascistas nos gritaban en las trincheras: ¡cobardes!, ¿habéis tenido que llevar a vuestras mujeres porque solos no os atrevéis?".

Ingrid Strobl: "La Dinamitera", en Partisanas. La mujer en la resistencia armada contra el fascismo y la ocupación alemana (1936-1945).


No hay comentarios:

Publicar un comentario